Pages

9 de febrero de 2020

Nuevo Aeropuerto Intl. de Bávaro P. Cana; más que solución...un problema


Un bosquejo de lo que pudiera ser la interacción de las trayectorias de vuelo de las aeronaves operando, simultáneamente, en el actual Aeropuerto Internacional de Punta Cana y el proyectado aprobado del Aeropuerto Internacional de Bávaro, ambos en Punta Cana, a una distancia muy reducida entre las facilidades aeroportuarias. Le deseo suerte.

Si existe una actividad en la que los dominicanos no hemos dado *pie con bola* en las últimas décadas, esa se llama la actividad aeronáutica de República  Dominicana, un quehacer imprescindible  para el desarrollo integral del país o de cualquier otro,  pero que hace tiempo en R.D. se ha reducido a su *más mínima*, desde el acuatizaje del aviador  Frank Burnside en la desembocadura del Río Ozama, un sábado de febrero del 1914. Esto, a pesar de lo que pregonan por los medios, quienes  dirigen el sector regulador y el las políticas que rigen la aviación civil de R.D. Durante ese largo letargo de nuestra aviación comercial, no han sido pocos los planes para el desarrollo del sector. Sin  embargo, cuando nos percatamos y evaluamos cuáles son los tipos de políticas, planes, acciones dirigidas a encauzar el desarrollo de la aviación civil dominicana, nos damos cuenta de la ausencia de acciones concretas  que apunten en la dirección del desarrollo integral del sector aeronáutico del país.


Círculos que marcan y marcarán  los  espacios aéreos jurisdiccionales de cada uno de los  aeropuertos de Punta Cana, el actual de Punta y el proyectado en Bávaro, el Internacional Bárbaro.

Ahora, en el marco  de la realidad varios  aeropuertos   internacionales cerrados  en el territorio de República  Dominicana y otros prácticamente, inactivos y en un país  sin líneas aéreas importantes, con una industria del  transporte aéreo local  que en conjunto no alcanza una participación porcentual de un 1% del mercado, así como  una  actividad totalmente controlada por líneas aéreas  extranjeras, nos enteramos de un proyecto que plantea la construcción de un nuevo aeropuerto en la zona de Punta Cana, específicamente, en Bávaro, en un área localizada  a una distancia lineal,aproximada , de tan  solo 7.2 millas náuticas, ligeramente al Noroeste del  Aeropuerto Internacional de Punta Cana, si no me equivoco. De entrada, la zona es muy  sensible para este tipo de proyecto, por su inmenso potencial para aportar contaminación sónica y de otros orígenes en un espacio  muy cercano a la ubicación de los  grandes hoteles del área, donde sus pobladores y turistas no tendrán mucha tranquilidad.  Es un contrasentido.


Distancia real entre el Aeropuerto de Punta Cana y el sitio donde se proyecta la construcción del Aeropuerto Internacional de  Bávaro. Qué le parece?.

De entrada, la erección de la nueva falibilidad aeroportuaria plantea un problema de riesgos para la seguridad en la que vivirá, *secula seculorum*, como la amenaza más activa para el Aeropuerto Internacional de Punta  Cana y para el propio  proyecto de aeropuerto planteado, se pueden hacer daños ambos. Los  dos aeropuertos  vivirían en la condición de dos siameses, dependiendo uno del otro y el otro del uno para la operacion del tránsito aéreo.  Sin embargo, de acuerdo a los dueños del proyecto aeroportuario en planes, dicen tener todas las autorizaciones y permisos de los organismos gubernamentales que tienen que ver  con aviación civil, medio ambiente y demás dependencia relacionados con el asunto, lo que no me extrañaría. Además, de acuerdo a lo que se conoce,  los dueños del proyecto fueron parte en el pasado de la gestora aeroportuaria Aerodom Siglo XXI, proyecto del que se desligaron si no me equivoco. Los proyectistas   dijeron haber traído a expertos del regulador Europeo Eurocontrol, los que ellos entienden pueden resolver el problema de conflicto de tránsito aéreo del nuevo aeropuerto con el existente en la actualidad. En ese sentido le digo a ellos que en R. D. tenemos expertos en el diseño de cartografía aeronáutica, los que nada tienen que envidiar a los Eurocontrol,  fueron formados por  la Agencia Federal de Estados Unidos FAA. Debieron traer al Señor Vaca.
  
En la actualidad, el Aeropuerto Internacional de Punta Cana es la facilidad aeroportuaria del territorio de la República  Dominicana y posiblemente de las islas del Caribe,  donde  se maneja el mejor volumen de tránsito aéreo. Como es lógico, la mayoría de los aviones de llegadas y salidas del Aeropuerto Internacional de Punta Cana se verifica hacia y desde   los dos cuadrantes localizados al Norte del Aeropuerto de Punta Cana, justo donde se ha aprobado la construcción del nuevo aeropuerto internacional. Debido a ello, los conflictos de tránsito aéreo, desde ahora están planteado. Ya veremos cuál será la solución que *Euro control*,  aportará  a una  situación conflictiva  entre dos aeropuerto gemelos, situación que se vislumbra desde ya con  la sorpresiva aprobación para la  construcción del  Aeropuerto Internacional de Bávaro Punta Cana.    *Que Dios nos agarre confesao*


30 de enero de 2020

El GPWS; un simple dispositivo pudo salvar el vuelo de Kobe Bryant

Kobe Bryant,  la desaparecida superestrella del baloncesto de NBA, posa junto al helicóptero Sikorsky S76, en el  que perdió la vida hace 4 días.

Para mí y muchos  ha sido una sorpresa enterarme que el helicóptero  tipo Sikorsky 76B que transportaba a la súper estrella Kobe Bryant, su hija de 13 años y otras 7 personas más, no tenía instalado el *sistema de alarma de proximidad del terreno* GPWS, por sus siglas en inglés. (Ground Proximity Warning Sistem). De haber tenido instalada esa tecnología, las posibilidades de superar la situación que dio al traste con la vida de quienes ocupaban el aparato,  hubieran sido amplias, con una muy alta probabilidad de haber evitado el accidente.  La información  real sobre  la distancia real medida por el GPWS del aparato sobre el terreno hubiera sido la diferencia.  
A pesar de que existieron  otros factores contribuyentes a la ocurrencia del accidente, entre ellos, la pobre evaluación del factor meteorológico en la  ruta planeada de, aproximadamente, 45 minutos, desde el Aeropuerto Intl. John Wayne, localizado al Sur de Los Ángeles  hasta  Casaba, al Noroeste de Los Ángeles.  Sin dudas, un  buen parte meteorológico junto al importantísimo dispositivo sistema GPWS,  pudo conducir al piloto a tomar una decisión diferente como, no continuar con la maniobra de  descenso del aparato, en el área cubierta por una densa  neblina que disminuyó la visibilidad del piloto, o  tener   información exacta  de la escasa distancia del aparato  sobre el terreno, lo que al final provocó  el accidente.
El Ground Proximity Warning Sistem, GPWS, está diseñado para advertir a los pilotos cuando sus aeronaves operando,  en un momento dado, están  en  peligro de impactar con el terreno u otros obstáculos como edificios y otros elementos similares.  El GPWS comenzó a utilizarse en el 1974, atribuyéndose la invención de esta  tecnología a un ingeniero canadiense,  cuyo nombre es Donald Bateman.  La pregunta obligada debe ser: ¿Por qué el helicóptero de Kobe Bryant no tenía instalado  este importante dispositivo?.



14 de enero de 2020

Aeronave se sale de la pista en aeropuerto El Higuero


Vista del avión CRJ-200 sobre  las gramas, los tractores remolcando y el camión de los bomberos del aeropuerto Internacional Dr. Joaquín Balaguer, El Higuero, listos para asistir la aeronave en caso incendio . Foto; créditos El Aviador.

Una aeronave dominicana con la matrícula HI-1033, tipo CRJ 200,  operada por una aerolínea dominicana, excursionó  "se salió"  de la  pista activa (área de maniobras) del aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer del Higüero, el pasado sábado 11 de febrero,  debido  a circunstancias desconocidas por el momento.

De acuerdo a informaciones, la aeronave era operada en ese momento por un técnico  en  mantenimiento del  operador de la aeronave, quien en apariencia, perdió el control de la misma,  yendo a parar con todo y  avión,  a  un área verde  "grama" fuera de la pista,  punto desde donde fue remolcada por tractores.

Lo preocupante de estos eventos, es darnos cuenta de las circunstancias en que se verifican los mismos, dando curso a las siguientes cuestionantes.  En primer término, nos preguntamos; ¿Es normal que un mecánico de  aeronave  de este o cualquier otro tipo, encienda y "taxee" un avión, es decir "ruede" el mismo sin la debida vigilancia del regulador?... está calificado y autorizado para ellos?. Es decir... y los inspectores del ramo  del regulador...qué?, ¿Qué hubiera ocurrido si otra aeronave hubiera estado evolucionando en el área?.  ¿Son estas circunstancias normales en un sistema de aviación civil?.

Son   preguntas elementales  que tienen sus  respuestas. Creo que usted mismo la puede darla.  



3 de enero de 2020

Juan TH, como siempre, con toda la razón del mundo

Leer a Juan TH para mi siempre ha sido una prioridad. Sus análisis y juicios siempre están comprometido con las buenas causas y la defensa de una sociedad que como la nuestra, va en  caída libre hacia un precipicio insondable, de donde posiblemente no podremos salir.  En esta nota, Juan TH nueva vez brinda una perspectiva objetiva, señalando, con precisión milimétrica, cual es el rumbo que marca la sociedad dominicana al ritmo del reguetón, el pantalón bajos las nalgas  y la vulgaridad. Que Dios nos agarre confesados.  

  DISOLUCIÓN SOCIAL Por JUAN T H
                                         
No sé hasta dónde los verdaderos dueños del país: empresarios, industriales, comerciantes, creadores de empleos y de riquezas, los que echan el carro del progreso hacia adelante, de un modo o de otro,  han hecho conciencia del derrotero que desde hace 20 años aproximadamente, lleva la sociedad dominicana. No sé hasta dónde  abogados, ingenieros, médicos, maestros, científicos, intelectuales, periodistas, historiadores, comunicadores, políticos, dirigentes de la sociedad civil, están preocupados por lo que está sucediendo en nuestro país en estos momentos.

El 31 de diciembre, esperando el 2020 junto a buena parte de la familia, terminé de comprobar el nivel de disolución de la sociedad dominicana. Y me sentí aterrado. Durante unas dos horas me vi obligado a escuchar a “manberos” y “reggaetoneros”. Sentí que mis oídos explotaban escuchando tantas obscenidades, vulgaridades, estupideces y disparates. No entiendo en qué momento el mal gusto se adueñó de nosotros, cuándo fue que esos “artistas”, con un léxico que no llega a las cien palabras tomaron por asalto la radio, la televisión y las pistas de baile.

Los “éxitos” “artísticos”  que escuché lastimosamente, y que tristemente escuchan y bailan nuestros hijos,  llaman al consumo de drogas, la violencia, el crimen, el narcotráfico, la infidelidad, la desobediencia de hijos hacia los padres, etc. ¡Pura basura!. Me pregunté. ¿Y dónde estaba la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía cuando grabaron esas “canciones”? ¿Si resucitaron a Quirinito por qué no hacen lo mismo con doña Zaida Ginebra viuda Lovarón?

Es como si la sociedad fuera una letrina y los “manberos” y “reggaetoneros” se sentaran a defecar sobre ella sin ningún pudor. Al contrario, se sienten estimulados por los aplausos de un público enajenado, embrutecido y transculturizado, que hace tiempo perdió el sentido crítico y el buen gusto por  el arte y su belleza creativa.

Tanto auge y éxito económico tienen esos “géneros musicales”  que la “prensa especializada” los premia  y  hasta los sigue en las  redes sociales donde tienen millares de seguidores. Cuando escucho las letras de los “artistas de calle”, cuando los oigo “cantar” me pregunto porque no fueron a la escuela y se alfabetizaron, por qué no asistieron a una escuela de canto para aprender a solfear. (Hay una diferencia enorme entre música y bulla, entre melodía y ruido, entre lo bella y lo feo)

Lo que ocurre en ese ámbito artístico, la degradación, el culto a lo feo, al mal gusto, a lo estrafalario y vulgar, es lo que sucede con  la práctica política. Políticos analfabetos, sin escrúpulos, sin escuela, sin formación cultural, sin intelecto, que jamás sufrirán de un derrame cerebral. En el gobierno ocurre lo mismo: funcionarios desafinados, corruptos, robando sin pagar ninguna consecuencia, mintiendo y engañando a la gente. Y nada pasa.

Lo han dicho otros mejor que yo: El daño ético y moral que le ha hecho el PLD al pueblo dominicano es mayor que el daño material. Si aún no sanamos las heridas del autoritarismo y el conservadurismo dejado por la tiranía de Trujillo, a más de 60 años de su asesinato, necesitaremos no sé cuántas décadas para curar las llagas del cáncer con metástasis, que dejarán los gobiernos del PLD.

La disolución social, como instrumento de poder y control político está en marcha hace años. 

Detengámosla. ¡Llegó la hora del cambio!
El país que le dejaremos a nuestros hijos y nietos será una selva, cada vez más inhumana y brutal.