Pages

19 de julio de 2018

Y usted…. ¿le teme a los aviones?


  Foto cortesía de Youtube

Habíamos despegado del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, cuando el sol ya  había cruzado la línea del horizonte. El vuelo transcurría con toda normalidad. Nivelado a 33,000 pies, volábamos tranquilamente rumbo Sur a Santo Domingo. Como no tenía nada que hacer, me levanté  el jump seat de la cabina de mando, y me busqué  un asiento libre en la cabina de pasajeros para "una pavita", sentándome  al lado de un caballero.  En un momento dado, el avión entró en una formación nubosa y la luz roja inferior  de navegación  se reflejó en las nubes, dando la impresión de fuego. En ese  momento,  el señor sentado a mi lado pegó un gran  grito de hombre y me  dijo…. ¡¡el avión se está prendiendo ļļ entrando en pánico. Todo volvió a la normalidad, cuando el avión cruzo la nube.  



Toto;Cortesía Youtube

Aunque con el tiempo el miedo a  volar ha ido disminuyendo entre los usuarios del transporte aéreo, el  temor a los aviones continúa siendo una realidad, afectando  a muchas personas que utilizan el transporte aéreo a nivel mundial. En la mayoría de los casos, quien padece del síndrome denominado  "aerofobia”, comienza su viacrucis mucho antes de abordar el avión, a veces días antes, asimiento la posibilidad de que algo ocurra cuando se encuentre a bordo del aparato. Ya en el escenario de las cabinas de los aviones, los síntomas más frecuentes de aerofobia pueden presentarse con dificultades respiratorias, taquicardias, entre otros  síntomas.

En el caso dominicano, la experiencia y el rumor de boca en boca,  me enseñó algunos métodos asumidos por el pasajero local cuando los nervios de un vuelo pendiente  afectaban. En algunos casos, solían administrarse algunas bebidas espirituosas como parte del tratamiento previo a los vuelos, de como método para llegar en "forma" al vuelo, método que entiendo aun algunos practican.  Con más de cien mil  vuelos diarios, pero con más difusión de la cultura del vuelo, los casos de pánicos tienden a aminorar de  manera paulatina. ¿Y usted,.. le teme a los aviones?


18 de julio de 2018

Global Air culpa a pilotos accidente aéreo de mayo pasado


Reproducción cortesía de Youtube

De manera extraña,  adelantándose  a los procesos investigativos normales cuando ocurre un accidente de aviación, los directivos de la empresa Mexicana Global Air, propietaria del viejo avión B-737-200, que se accidentó  recientemente  en Cuba,  responsabilizaron a la tripulación de vuelo del aparado  del fatal accidente ocurrido en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional José Martí, el pasado 18 de mayo, poco después del avión  haber despegado de la pista 6 del referido aeropuerto, cobrando la vida de 112  personas.

De acuerdo a su plan de vuelo, el  avión completaría una operación  que  lo llevaría hasta el Aeropuerto Frank País de Holguín localizado en la Región Oriental de la isla de Cuba. De acuerdo  Global Air, el fatal accidente se debió a "un fallo de la tripulación de vuelo". Segun la empresa, "se aplicó un ángulo de ascenso muy pronunciado". "Los registradores de voz y de vuelo fueron inspeccionados, y sus datos extraídos por los investigadores del IACC de Cuba, la DGAC de México, la FAA,  La NTSB y Pratt & Whitney,  fabricante de los motores del avión, según la misma fuente de Global Air. La línea aérea reclama  que su suspensión ha sido irregular, por incompetencia y mala fe de algunos funcionarios  y empleados de la empresa. ¿Qué les parece?.

La responsabilidad en la investigación de un accidente de aviación, así como de  brindar informes y recomendaciones correspondientes, no son atribuciones de la línea aérea operadora  de avión afectado.  En todo caso, el operador o propietario de la linea aérea  pudiera dar curso a una investigación administrativa, dentro de su sistema, para  determinar la posibilidad de que la propia empresa tenga que ver,  en alguna medida,  con  el evento, lo  que  es perfectamente posible en el caso de Global Air.  Sin embargo, cuando aún no se han emitido los informes finales por parte de la autoridad competente, con sus hallazgos y recomendaciones, no resulta ético echar la culpa de un accidente de aviación absolutamente  a nadie.



16 de julio de 2018

Billy Méndez; 40 años de un duro y estresante trabajo

Belly Méndez, el que  conocí y  traté  en el ambiente laboral en los tiempos duros. 

Durante la mañana  de hoy domingo, 15 de julio de 2018, me enteré, de manera formal, del fallecimiento de Billy Méndez,  quien fue un controlador de tránsito aéreo que se habilitó para brindar servicios en torre de control, así como en el Centro de Información de Vuelo del Aeropuerto Internacional de Las Américas Dr. José Francisco Pena Gómez (FIC), lo que  hizo por espacio de casi 40  años de labor ininterrumpida,  asumiendo un régimen de trabajo que pudiéramos calificar de particularmente fuerte. Sobre todo, en el periodo en que la regulación en relación a este particular quehacer, no se encontraba adecuadamente vigente en las dependencias de control de tránsito aéreo de  República  Dominicana.

Lo que quizás pocos recuerden que Billy Méndez ingresó a la  entonces DGAC, junto a 40 (cuarenta) aspirantes al oficio de controlador de tránsito  aéreo  que superaron las pruebas que  había que aprobar,  para iniciar la carrera. Ingresó junto su hermano Chucho, durante un período particularmente importante, en momentos en que se planificaba la implementación del servicio de control de tránsito aéreo, con la habilitación del Centro de Control Santo Domingo y de Aproximación Las Américas, lo que se hizo  de manera simultánea. La selección del grupo se había planificado de antemano en marzo del 1978, cuando el Dr. Joaquín  Balaguer  era  el presidente de la República.  Sin embargo, el curso del programa se continuó, a pasar que Balaguer perdió las elecciones en mayo de ese año, asumiendo la presidencia de la República  Don Antonio Guzmán Fernández, quien dio  continuidad a los planes  elaborados en coordinación con la Organización de Aviación Civil Internacional OACI.

Los aspirantes a controladores que acompañaron a Billy  en su ingreso fueron un  amplio y plural grupo, con  conocimientos básicos apropiados para el curso en la mayoría de los casos, pero que  debían superar las pruebas preliminares para optar por el curso de  Controlador de Transito Aéreo,  Aeródromos, aproximación y Área a realizarse en Ciudad México y Buenos Aires, República  de  Argentina, donde iban a ser  enviado becados por el PNUD  de Naciones Unidas, luego del curso básico que se impartirá en el país. Entre los compañeros de Billy estuvieron entre otros los siguientes: Sócrates Florentino Morillo, Pedro Jose Santiago Perez, Pedro de Jesus Ledesma,  D. Rafael Oller Blanco, Santo Tomas Concepción  Guzmán, Carlos Obregón Alburquerque,  Juan F. Castillo Trinidad, Francisco Artiles Ramirez. 



Esta es la idea evolucionada en el tiempo del proyecto que originó la llegada del grupo de 40 aspirantes a controladores de transito aéreos, entre los que se encontraba Billy Méndez, hace casi cuatro décadas.  

Hector Zapata, Vidal Agustin de Jesus M.  los Hermanos Volquez Kelly, Darío Hernández, Ángel Luis Mordían,   Rafael Bejaran,  Salvador Osiris Díaz C., los hermanos  Rafael Maderas, y Rigoberto Madera, santiagueros, Carlos Obregón Alburquerque, Manuel Emilio Mordan, Félix  Salvador Batista, Sócrates Florentino,  Pedro José Santiago Pérez, F. Pascual Leger,  A. Mordan Rosario, Agustín de Jesús Gonzales, Francisco  Antonio  Paulino, Felix Ramon Liria Gullón, L. Acosta Vidal, Juan Ramon Castillo Pimentel, Desiderio Acosta Perez, Julio Ernesto Briñez, Arsenio Arberty Estrella, Fernando P. Legel, Pedro Raul Belen, Guillermo Garcia, Nelson Quezada Lendenburg (Carranza), Jerónimo Pimentel, Virgilio Cordero (Camara lenta), Plutarco Javier Cross, Dario Hernandez Vasquez, Danny Hernandez, y su  hermano Renato Hernández, José A. Marcano entre otros.

Entre los profesores de este grupo, en al curso inicial impartido  en un salón de la tercera planta del Aeropuerto Internacional de Las Américas estuvieron los siguientes: Roberto Acevedo Burgos, STA, Haroldo Sencion,  STA,  Luiz Rodriguez (Kaqui),  MET, José Antonio Cocco Chavez. COM, Fernando Alonzo, Aerodinámica, Carlos Batista (Charlie Bravo) ingles tecnico, 

Billy estaba ahí en las diferentes dependencias STA asistiendo, justo cuando se inició la operación de la  primera sectorización del FIR de Santo Domingo, que  tuvo lugar el 01 de septiembre del 1979,  con los efectos remanentes del Huracán David  aún vigentes  y con los efectos de la Tormenta Federico, azotando   las condiciones para la navegación a tal  extremo,  que a las  aeronaves pesadas de transporte de la Fuerza aérea de Los Estados Unidos que venían a traer ayudas para el país, se le hacía prácticamente imposible operar por debajo de los  15,000 pies, por lo que   muchas debieron desviarse para la base Ramey de Aguadilla,  Puerto Rico. 
  
Billy Méndez fue un trabajar del control incansable, con muy poco descanso, cuando los ingresos no garantizaban a los controladores una  subsistencia apropiada, por lo que se acudía al multi-empleo o bien,  al sobre-trabajo, aprovechando ciertas facilidades existentes. A pesar de que no se ha realizado un estudio apropiado sobre el asunto, si nos vamos a las estadísticas, son varios los  casos de  controladores que han fallecido durante sus periodos de vida laborar. Lo que habría que determinar su relación con el oficio lo que puede ser lógicamente posible.

A pesar de frustrados intentos en busca de mejorar  las condiciones del controlador dominicano en términos  de seguridad social al termino de su vida laborar, que es también un problema, a diferencia de otras naciones vecinas, el controlador dominicano mantiene a la mismas condiciones que  servidor público  común, cuando después de un  periodo  prolongado de un estresante quehacer, se retira de de la torre o del centro de control, sin la garantía de un  seguro médico minimo, seguro que  simplemente  se le retira, cuando deja el oficio, ya golpeado con una carga de tensión acumulada por años, muy  propia  de este particular oficio.

A Billy le recordaremos por sus miles de  horas de labor en el sistema, en casi 40  años de un duro y estresante trabajo . Con sus esfuerzos, siempre buscó  cumplir con las tareas que se les asignaban, colaborando con el desenvolvimiento de un sistema que ha evolucionado rumbo a mejores condiciones técnicas,  laborales y salariales  las que hoy todos vemos y saludamos, pero que que demanda de ciertas garantías en el orden social  sobre todo en el área de la salud laborar, tanto en el ejercicio como en el tiempo después del trabajo.

Además del Aeropuerto Internacional de Las Américas Dr. JFPG, Billy laboró  en el entonces Aeropuerto Internacional de Herrera, de Santo Domingo, Aeropuerto de Arroyo Barril, Aeropuerto Internacional María Montes de Barahona.   Paz a los restos mortales de Billy Méndez y mi solidaridad con su familia.