Pages

16 de octubre de 2020

El oficio del controlador aéreo; en R.D. mucha tensión y poca atención

"20 de octubre, día internacional del controlador de tránsito  aéreo"

Era el domingo  15 de febrero  de julio del 1970, a las 6:00 p.m.. Esa tarde transcurría como una tarde   normal en el Aeropuerto Internacional Las Américas, hoy Dr. José Francisco Pena Gómez. A esa hora, (22; 00 UTC),  la situación  transcurría sin mucho tráfico aéreo, mientras en Boca Chica, las  tranquilas  aguas que rodean los islotes localizados frente a la  playa, como de costumbre, lucían  apacibles.  

Todo iba bien  en la terminal aeroportuaria de Las Américas. Desde la torre de control de Las Américas, un controlador observaba la situación en rampa. A esa hora, en la plataforma de estacionamientos solo dos aviones.   Uno era un pesado  DC-8-63 de la línea aéreas IBERIA de España, cuyo destino era Madrid y el otro un McDonald Douglas,  DC-9-32, operado por la Compañía Dominicana de Aviación. Todo lucia normal en la terminal y tranquilo, mientras los pasajeros realizaban sus chequeos en el mostrador  de la Compañía. Dominicana de Aviación  pasaban luego a migración de salida.

 En el caso de DC-9-32, el aparato había arribado a Las Américas procedente del Aeropuerto Internacional de Miami,  Florida como el DOA-301,  habiendo tocado tierra,  alrededor de las 4:30 p.m. De inmediato, se iniciaron  los preparativos para que el avión iniciara, lo que iba a ser su último vuelo. La operación estaba  programada para salir a las 6; 00 p.m. El vuelo era  operación de itinerario  del  vuelo DOA-603/04 de ida y vuelta al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín o de Isla Verde.

Sin embargo, esa tarde de domingo, nadie, incluyendo el controlador de turno,  se imaginaba que  la operación de este vuelo se convertiría en  un  ejemplo perfecto de la  jugada del destino.  y lo que puede ser en ocasiones el trabajo de un controlador aéreo que casi salva el vuelo. Pero además, de cómo colocar o no a un tripulante con poca experiencia en un avión,  puede ser una decisión fatal.  Tengo la información también,  de un  pasajero  llegó  tarde al aeropuerto y perdió el vuelo,  porque se le extravió el pasaporte, por lo que no solo  perdió el pasaporte, no solo el vuelo a San Juan Puerto Rico, sino que se ganó la vida.

 Aproximadamente,  las 6:05  de la tarde del domingo 15 de febrero del 1970, abordado 102 pasajeros y la tripulación, el DC-9-10, fue autorizado por el controlador de esa tarde, a iniciar su  lento rodaje,  rumbo a la cabecera de la entonces pista 16 del Aeropuerto Las Américas. Poco después,  el avión  llegaba al punto de espera de la misma, donde solicitó  y de le concedió autorización para despegar. Al acelerar motores para la operación de  despegue,  el controlador le advierte al capitán que" algo  no va bien en uno de sus motores, está emitiendo chispas".

 El Capitán colaciona, responde  "que está enterado", pero continúa con la carrera de despegue. Frente al hangar de CDA, el controlador hace una segunda advertencia, cuando nota que una de las turbinas sigue expidiendo chispas por la salida del motor. Sin embargo, a pesar de las advertencias del controlador, el Capitán continuó  la maniobra  de despegue, inclinando la nariz del avión en un inclinado Angulo con dirección a la vertical,   con las consecuencias que todos conocemos. Desafortunadamente, 102 víctimas inocentes, los que pagaron sus boletos generosamente, para recibir un servicio de transporte aéreo seguro, a pocos minutos del despegue,  cayeron el  foso de la eternidad.

 De acuerdo a informaciones que circularon en ocasión del fatídico evento, se rumoró  sobre ciertas deficiencias en la capacidad de la tripulación al mando de ese vuelo aquel domingo en la  tarde,  para operar ese tipo de aeronave, sobre todo en lo referente al Capitán, deficiencias, que, supuestamente la vincularon el tema sobre una calificación inmerecida.  Se trataba de un capitán,  cuyo país, había cambiado de gobierno y muchos de sus ciudadanos marcharon al exilio, algunos llagando a R.D. como fue el caso de ese capitán.

 Los accidentes de aviación se construyen, mediante procesos en lo que se destacan la violación de los procedimientos,  las incompetencias. Son mayormente consecuencia del   factor humano y no de la tecnología o materiales.  Desafortunadamente, es muy  común que  en República Dominicana, sobre todo en área  de la aviación civil,  de un momento dado, se presenten  expertos en esos quehaceres. Por lo general, las propagandas sobre las capacidades y experiencias en aviación  corren por pasillos y mentideros. Sin embargo, para darnos cuenta de cuál es la realidad, solo debemos evaluar el reducido tamaño se nuestra aviación, en todas sus manifestaciones.

La cosa es tal, que si hoy el trabajo de los controladores aéreos dependiera de la escasa aviación que aún mantienen  los sufridos operadores aéreos de República  Dominicana, poco trabajo hubiera  para los centradores aéreos que no fueran los sobrevuelos que atraviesan, días y noches, el espacio jurisdiccional de R. Dominicana. Mientras que, por otra parte,  pilotos,  mecánicos, azafatas y sobrecargo tienen que marcharse del país, mientras que las  escuelas de aviación cierran o ven disminuir,  de manera sostenida, sus matrículas de estudiantes.

 Al celebrarse el próximo día 20 de octubre el Día Internacional del Controlador Aero, la Asociación Dominicana de Controladores Aéreo Inc. ADCA felicita a los controladores de Republica Dominicana, a  todos, así como a  los controladores a nivel mundial a la vez de encomiar una labor profesional  que envuelve grandes responsabilidades y, por lo general, muy  poco comprendida.  Sobre todo, por las  autoridades de aviación  que,  tradicionalmente,  se designan  en  República  Dominicana, quienes no valoran  que lo que es hoy el Instituto Dominicano de Aviación Civil, IDAC,  sus dependencias técnicas y sus condiciones laborales entre otros factores positivos, se debe a las luchas y sacrificios de los controladores aéreos y la comprensión de algunos gobiernos y muy  pocos directores  de los que han ocupado el solio presidencial y el  cargo de Director del IDAC en los últimas décadas.

"20 de octubre; día internacional del controlador de Tránsito  Aéreo"

29 de septiembre de 2020

Parece que hoy, 29 de septiembre, tendremos una tarde/noche lluviosa

 


La foto satelital  recoge la  configuración de la masa de nubes presente en el espacio aéreo de la Región del Caribe Central, incluyendo República Dominicana, Puerto Rico y  Las Antillas Menores, a esta hora de la tarde. La nubes  parecen tener bastante probabilidad de brindarnos  lluvias de moderada a fuerte. En  virtud de lo que muestra la nubosidad presente en la zona, pudiéramos tener aguaceros de moderados a fuertes. Por lo anterior, lo adecuado es mantenerse pendiente de la informaciones  provenientes de los organismos  pertinentes como la Oficina Nacional de Meteorología ONAMET y las dependencias que tienen a su cargo la protección pública. Buenas tarde. Aviación TV.com 

26 de septiembre de 2020

El imprescindible "Plan Maestro" desarrollo aeroportuario de Rep. Dominicana

 

Distribución de los aeropuertos internacionales, aeródromos domésticos, militares y pistas de aterrizaje y proyecto en desarrollo  existente en la geografía  de República  Dominicana.

Planificar el desarrollo de la infraestructura aeroportuaria y promover el crecimiento de sistema de aviación  de un país cualquiera, es una   tarea estratégica para el país que se trate, sobre todo, cuando la  economía  de ese país, depende del transporte aéreo como  medio fundamental para la exportación de bienes de producción agrícola  nacional, así como de  las zonas francas industriales instaladas en su territorio. Además, si el transporte aéreo resulta ser un  medio eficiente,  para  mantener la dinámica del turismo internacional, cuando estas  actividades son   fuentes determinantes para la  generación  de divisas fuertes, demandadas por  la  economía del país en cuestión. Este es el caso particular  de República  Dominicana.

Después de más de siete décadas de haberse puesto en operación el primer aeropuerto importante en la geografía  de República  Dominicana, la infraestructura aeroportuaria del país crece sin un criterios adecuados en términos de lo  que debiera  ser  la  necesaria  planificación del sistema de aeropuertos, facilidades imprescindibles para la dinámica económica de desarrollo y crecimiento  de la economía  país. Sin embargo, por el momento, da la impresión que planificación del desarrollo de la infraestructura aeroportuaria  de R. Dominicana es  un tema pendiente en la agenda del país. Debido a ello, vemos que  prevalecen criterios discrecionales para determinar las regiones y  sitios  donde  han de construirse  aeródromos y  aeropuertos, provocando que criterios de  discrecionalidad afecten lo que debe ser,  un buen planeamiento  para el desarrollo del sistema de aeropuertos de R. Dominicana .


Distribución de  aeropuertos, aeródromos y pistas de aterrizaje en la geografía de R. Dominicana

Con 18, (dieciocho) facilidades aeroportuarias diseminadas a lo largo y ancho del territorio de República  Dominicana, la asimétrica infraestructura aeroportuaria existente, brinda servicios al sistema de aviación   internacional, así como al  reducido parque aeronáutico operado por transportistas de  República  dominicana, cuya participación en el mercado de transporte aéreo comercial generado en República Dominicana es cuasi nulo. Con 8 (ocho) Aeropuertos internacionales, 3 (tres) aeropuertos  domésticos, 3 (tres)  aeropuertos en proyecto, un aeropuerto militar y varias pistas de aterrizaje   diseminadas  varias provincias, todos  con un  bajo nivel  de operaciones aéreas, su incidencia y posibilidades para impactar el sistema es muy limitado, provocando que nuestros profesionales en  aviación tengan  pocas fuentes de empleos estables en la actividad, teniendo la mayoría de ellos que emigrar o bien abandonar la especialidad. Por otra parte, existen varios helipuertos, la mayoría de ellos con muy poco  uso.  Veamos el listado  de aeropuertos.

1. Aeropuerto Internacional de Punta Cana: provincia La Altagracia, PUJ ,2. Aeropuerto Internacional Las Américas,  SDQ, Santo Domingo),  3. Aeropuerto Internacional del Cibao, S.A: Santiago de los Caballeros STI .4. Aeropuerto Internacional Presidente Juan Bosch, Samaná CTY: 5.Aeropuerto Internacional Gregorio Luperón, Puerto Plata, POP, 6.Aeropuerto Internacional María Montés, Barahona: BRX, 7. Aeropuerto Internacional Dr. Joaquín Balaguer, Santo Domingo, R.D.  8. Aeródromo Domestico de  Arroyo Barril, Samaná, EPS,  9. Aeropuerto Internacional de La Romana, Casa de Campo, LRN: 10. Aeropuerto Internacional de Bávaro, Punta Cana, BBR, (Proyecto) 11.Aeropuerto Militar de San Isidro, Santo Domingo SI 12,  Aeropuerto de Nisibon, Provincia La Altagracia (Proyecto), 13. Aeródromo Doméstico 14 de Junio, Constanza., 15. Aeródromo de Las Terrenas (Abandonado) 16. Aeródromo Doméstico de Cabo Rojo (Futuro Proyecto Aeropuerto Intl. Pedernales) 15.  Aeródromo Doméstico de la Cueva de las Maravillas, 17. Aeródromo Domestico Osvaldo Virgil,   de Monte Cristi, 18. Aeródromo Doméstico de La Cueva de la Maravilla, SPM.

Si evaluamos, de manera objetiva,  la situacion de nuestro sistema de  aviación civil en la actualidad, nos daremos cuenta que República Dominicana  requiere la concertación, diseño y desarrollo de un plan ponderado, consensuado y  armónico,  que  asegure la viabilidad de una infraestructura aeroportuaria del país bien pensada,  identificando las zona de interés para su  desarrollo. Esa infraestructura aeroportuaria  debe ser adecuada a las regulaciones y disponible de modo que sea asequible   a  operadores locales,  así como a las escuelas de aviación  del país, de forma  que le brinden la oportunidad  de   lograr las condiciones adecuadas,  para  desarrollo integrar el sistema de aviación civil  del país.  

Para que el plan maestro  funcione,  debe ponderarse las perspectivas reales de  desarrollo de las regiones de interés turístico o económico del país.  Luego de identificar esas regiones o zonas y puntos específicos, se debe consensuar el plan con los diferentes  sectores  de la zona o región de interés. El plan se debe  coordinar, teniendo en cuenta, sobre todo, los aspectos técnicos contenidos en documentos como el 9184, Manual de Planificación de Aeropuertos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), de forma que, por omisión, ignorancia o cualquier otra circunstancia,  un aeropuerto no se convierta en un obstáculo, para la operatividad segura y ordenada  de otra instalación aeroportuaria o del propio proyecto. 

En la actualidad, República dominicana presenta un proceso de desarrollo de una infraestructura aeroportuaria con un muy  bajo nivel de planificación. Por esa circunstancias,  vemos aeropuertos con un escaso nivel operacional y otras facilidades, incluso clausuradas. Por lo anterior, resulta de sumo interés, la elaboración de  un plan de desarrollo aeroportuario que determine y contenga  criterios adecuados para que los aeropuertos  funcionen como  verdaderos motores  para el  desarrollo aeroportuario y consecuentemente, para el desarrollo del país, organizando lo que debe ser el *Plan Maestro de desarrollo Aeroportuario de República Dominicana*. Este plan  debe desarrollarse en base a estudios y proyecciones  bien ponderadas, con el consenso de los diferentes sectores que integran e impactan la actividad aeronáutica y aeroportuaria de República  Dominicana, tanto en el ámbito  de la aviación  civil. 

Por décadas, el desarrollo de la infraestructura aeroportuaria de República  Dominicana se ha venido desarrollando con la ausencia planes ponderados y consensuados entre los diferentes sectores que inciden en el sistema de aviación y transporte aéreo del país. Las consecuencias son obvias, incluyendo  la subutilización de varias de esas facilidades, algunas de las cuales resultan  deficitarias en lo económico. Otras facilidades se planean en zonas bien ya servidas por facilidades aeroportuarias. Los resultados del desarrollo no planificado o consensuado, no seria otra cosa que la ruta  directa a la  posible inviabilidad económica  de los  aeropuertos. 

 Comparto el criterio de la Asociación Dominicana de Controladores Aéreos inc. ADCA, en el sentido de que se discuta y coordine,  entre los diferentes sectores que inciden en la actividad de la aviación civil de R.D., un Plan Maestro de Desarrollo Aeroportuario, para República  Dominicana. En es plan se deben  considerar los lineamientos generales  para el desarrollo de proyectos y construcción de aeropuertos, considerando  las  limitaciones que resultan de  desarrollar  facilidades aeroportuarias  que provocan  desbalance en el desarrollo del sistema de aeropuertos en una región especifica , convirtiéndose estos  proyectos,  en obstáculos para el crecimiento de otros aeropuertos  y el de  ellos mismos, pudiendo ambos entrar en el ámbito del  fracaso.      

Toca al  gobierno del Partido Revolucionario Moderno, PRM,  el Presidente Lic. Luis Abinader Corona y los organismos que rigen el sector de la aviación civil de R.D.,  la oportunidad  de revertir la tendencia existente en la  modalidad de construcción y desarrollo de aeropuertos civiles en el territorio de R.D., la que, en  apariencia,  se desarrolla con la ausencia del necesario e imprescindible de un  "Plan Maestro ". Debido a ello, el país corre el riesgo de operar aeropuertos, sin el    flujo  mínimo de vuelos,  de  llegadas y salidas,  que le garanticen la sostenibilidad financiera, colocándolos estas facilidades  en los límites  de la inviabilidad operacional y económica.