Pages

19 de octubre de 2017

20 de octubre, día internacional de los controladores aereos

Un equipo de controladores en una torre de control típica en un aeropuerto típico. Parece ser el controlador titular, el asistente y el coordinador. 

Si no mal recuerdo,  mañana 20 de octubre se  celebrará el día internacional del controlador de tránsito aéreo. A propósito del control de tránsito aéreo, el asunto se trata de un oficio muy  demandante, realizado por personas con ciertas habilidades para concentrarse, ordenar y dirigir, con seguridad,  el movimiento de numerosas aeronaves de características  variadas que se desplazan en todas direcciones y altitudes en un  espacio aéreo determinado.  Debido a ello, un controlador de tránsito aéreo verdadero, debe conocer su oficio, pero también  poseer el don de la serenidad,  característica clave para inspirar  confianza en los profesionales que reciben sus autorizaciones y sugerencias, quienes se dan cuenta de inmediato, cuando el controlador que lo dirige sabe comunicarse, sabe  planificar y está siempre  alerta  ante  posibles conflictos de tránsito.

Para la forja de un buen controlador, igual  en otras áreas de la aviación,  lo importante es una buena escogencia de los interesados en el oficio,  un  buen entrenamiento inicial y recurrente, cuidando con mucho celo, las cualidades profesionales y actitudes  de quienes los  forman  y entrenan en vivo. Sin embargo, en lo referente  a lo anterior, no creo que existan dificultades  para lograrlo; en aviación  todo está escrito. A pesar de mis pocos años de experiencia en el oficio, tuve que bregar con algunos conflictos, conflictos que surgieron  en momentos de poca intensidad de tránsito aéreo, cuando los controladores bajaron  la guardia y descuidaron una situación, brindando autorizaciones conflictivas, sin percatarse de la performance de las aeronaves envueltas. Desafortunadamente, en este oficio, nadie jamás se olvida un conflicto que le haya  ocurrido  en su área de responsabilidad y si se olvida, no se es  un controlar verdadero, siempre se tienen esas  cruces a cuesta.  


Torre de control Aeropuerto Internacional Dr. Joaquin Balaguer del Higuero, el mejor diseño de una torre de control en todo el país. 


Hace algunas décadas, el oficio de controlador de tránsito aéreo era un quehacer prácticamente  desconocido en República  Dominicana por lo que  llamaba la atención de  pocos. Sin embargo, la labor de un grupo de controladores aéreos dominicanos que lideró un movimiento dirigido a mejorar  condiciones técnicas y laborales que prevalecían en un sistema obsoleto a principio de los noventa, logró mejora significativas de un sistema al que  negaba cualquier posibilidad  de desarrollo.  Lo demás es historia, la realidad de hoy es totalmente diferente en todos los sentidos, si la comparamos con  la realidad existente antes de los noventas.

   
Mañana, 20 de octubre de 2017 se celebra el Día Internacional del Controlador del Tránsito Aéreo. Para el controlador dominicano, mañana  debe ser un día para reflexionar sobre el proceso histórico del oficio del controlador aéreo en República Dominicana.  En lo que a mi respeta, entiendo que el controlador dominicano ha sido pieza clave para el desarrollo un sistema que maneja en la actualidad más de 100,000 vuelos al año, una realidad de la que los controladores dominicanos de ayer y de hoy, deben sentir orgullo. Sin embargo, no puedo ni debo concluir esta nota, sin referirme a un grupo de controladores que ha pagado caro ciertos  errores gremiales con su propio sacrificio. Todo debido a la actuación de una gerencia gremial que en un momento clave,  trancó una partida con una ficha pesada, partida que se pudo manejar con una estrategia más inteligente y menos arriesgada, como de hecho se lo sugerí.  

Un abrazo a todos los controladores aéreos del mundo





Cruzar el Atlántico en avión nueva vez cosa de 3 horas

Uno de los prototipos en desarrollo por la NASA de Los Estados Unidos para vuelos supersónicos 

Siempre que me era posible, bajaba al área de equipaje de la Compañía Dominicana de Aviación, localizada en los alrededores de la puerta 33 de la vieja terminal del Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, para desde allí  observar el despegue del Concorde, y sentir  la vibración y el retumbar  de sus poderosos motores Royce Roll Olimpus, que mostraban el rojo vivo de la poscombustión. Una vez en el aire, lo observaba virar por la izquierda rumbo al océano, hasta que lo perdía de vista. Se trataba del vuelo  “Speedbird 002” de la Bristish Airways que despegaba diariamente, bien  temprano, con destino al Aeropuerto Internacional de Heathrow de Londres.

Años después, el Concorde llegó a su fin debido, entre otros factores contribuyentes, al accidente del vuelo AF4950 de Air France del 24 de julio del 2000, evento que ocurrió minutos después del avión  haber despegado desde el Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle de Paris, para una “operación chárter” que le llevaría el Concorde hasta el Aeropuerto Kennedy de Nueva York,  donde jamás llegó. Desde el inicio de sus operaciones el avión  Concorde tuvo algunos factores que le afectaron, estando entre los principales,  sus altos  costos operacionales y  la  evidente contaminación sónica. 

El viejo Concorde se muestra durante su maniobra de despegue desde el JFK de N. York.

A pesar de los años transcurridos desde el cese de las operaciones del Concorde, el interés del público por los vuelos supersónicos jamás ha  disminuido.  Por el contrario, la altas velocidades  se mantienen como una imperiosa  necesidad de una sociedad global que requiere siempre de más rapidez en todos los sistemas de transporte. En la actualidad   la importante  agencia, NASA de Estados Unidos  desarrolla un proyecto de un avión supersónico al que han llamado del Concorde 2,  De acuerdo a sus desarrolladores, el avión  en cuestión ha superado los principales escollos que afectaron el antiguo Concorde.

De acuerdo al medio Daily Post, el Concorde 2 de las NASA busca disminuir el ruido que generaba el antiguo Concorde, cuando rompía la barrera del sonido. De acuerdo a lo informado, el nuevo proyecto ha logrado reducir el sonido en 65 decibelio, frente a los 90 del antiguo Concorde. La velocidad y altitud de crucero del nuevo Concorde se mantendrán semejante a las de su predecesor. En fin,  si los aspectos financieros del proyecto son  solucionados satisfactoriamente, como parece va a ocurrir,  el Concorde 2 iniciaría sus vuelos transoceánicos en el año 2022, por lo que cruzar el Atlántico, nueva vez,  será cosa de 3 horas y algo.


17 de octubre de 2017

Conflicto de AVIANCA para mi; preocupación e inquietud

Un moderno B-787-800 operado por AVIANCA, una de las últimas aeronaves adquirida por la empresa.


Siempre he dado seguimiento a todo lo relacionado con la aviación civil colombiana. En ese sentido, disfruto  de la  historia de la aviación  colombiana desde  la aparición de sus primeras líneas áreas,  alrededor del año 1919, cuyas actividades  convirtieron  a Colombia en una de las  primeras naciones del aéreas   en operar  líneas aéreas formales. Una de esas líneas aérea  fue la Compañía Colombo-Alemana de Transporte  Aéreo, SCADTA, siendo la tripulación  de uno de sus aviones la que localizó el sitio exacto donde se accidentó parte de la cuadrilla del Vuelo Panamericano en el 1937, vuelo en el que participó el avión Colon representando a República  Dominicana y que piloteo el Capitán  Frank Felix Miranda.  

Durante la década de los ochenta  tuve una relación directa con la aerolínea  Avianca. Esto debido a que me tocó laborar en el área de despacho de sus aviones, y por lo tanto trabajar con sus aeronaves y tripulaciones de mando, en sus vuelos de itinerario, Bogotá, Santo Domingo, Bogotá que operaban sus B-727, B-707, e incluso B-747 que realizaba una escala comercial  en el Aeropuerto Internacional de Las Américas en su ruta a Europa. En ese tiempo mantuve muy buena relaciones con los representantes comerciales de AVIANCA en Santo Domingo. Pero también, en varias ocasiones me tocó, junto a los despachadores de la desaparecida Compañía  Dominicana de Aviación, CDA, viajar a Bogotá, Colombia, para allí, en la Escuela de Operaciones de AVIANCA del Aeropuerto EL Dorado, realizar los cursos de refrescamiento, para mantener la vigencia de la licencia de Encargado de Operaciones de  Vuelo y trabajar los HK de la empresa. Pero además, disfrutar de las frascas noches bogotanas en el Tequendama y sus alrededores. 


Mediado de los ochenta. Parte de los despachadores de vuelo de la Compañia  Dominicana de Aviación, esperábamos abordar el vuelo de AVIANCA, BOG/SDQ, luego de terminar el curso de refrescamiento de operaciones en la escuela de AVIANCA del Aeropuerto Intl.  Dorado de Bogotá Colombia. De pie, izquirda a derecha,  Adan Bodden, Pascasio Toribio, Tomas Concepción, Duarte Yapour y esposa, sentados izquieda, dererecha. Un servidor y Fernando Cruz.

En lo referente al  actual conflicto laborar que afecta a la  línea áreas AVIANCA, debo manifestar que como inquieto de la aviación en  todas sus manifestaciones, el conflicto de AVIANCA  me preocupa y me inquieta. Todo  por su ya largo  tiempo de duración  y rumbo que van tomando los acontecimientos, frente a una actividad tan sensible como es la industria del transporte aéreo, donde los problemas de este tipo, resultan bastante sonoros, adquiriendo carácter internacional con rapidez. Todo  debido a las características  particulares del transporte aéreo.

En los actuales momentos, el conflicto  laboral parece estancado. Todo debido a las posiciones de la Asociación Colombiana de  Pilotos Civiles, Acdac y de la gerencia de AVIANCA. El problema es que la acción laboral  ha perdurado por bastante tiempo y, por lo general, cuando  los problemas que surgen en la actividad aeronáutica y  no son resueltos con rapidez, se convierten en muy tediosos, afectando mayormente a  una de las partes, parte  que no es precisamente la gerencia,la que puede esperar bastante. Aunque me ha tocado estar muy cerca de  conflictos laborales en el área de la aviación, mi posición siempre fue darle salidas a las situaciones conflictivas, sin volar  a los limites.    Ojalá AVIANCA y Acdac lleguen a un acuerdo conveniente para ambos y que la emprea continúe su vuelo como una de las más importantes líneas aéreas de la Región Latinoamérica.