Pages

18 de abril de 2018

Explota motor No-1 de un B-737 de Southwest en vuelo.


Aeronave similar a la que sufrió la explosión del motor No 1 en vuelo desde New York a Dallas Tesa.


Durante la mañana de hoy 17 de  abril,  el motor No-1 del B-737-700 de Southwest Airlines,  que completaba el  vuelo  1830  de la empresa, originado en el Aeropuerto La Guardia de New York y cuyo destino era Dallas, Texas,   explotó,  mientras el avión  se encontraba a una altitud, aproximada,  de 30,000 pies, en la inmediaciones de Filadelfia.  Con el evento el aparato   sufrió   la rotura de una ventana de la cabina de pasajeros, y la consecuente  despresurización obligó a la tripulación a practicar un descenso de emergencia, y aterrizar en  el Aeropuerto Internacional de Filaldelfia. Con el percance  se activación  las mascarillas de oxigeno  del aparato, lo que fue firmado en video por pasajeros del vuelo.  

Como puede apreciar, los daños fueron particularmente, severos en el motor No.1, foto:RT

Durante el accidente, un pasajero murió, debido al impacto de pedazos del motor 1 que salieron disparados por efecto de la explosión o por  la impresión causada por el evento.  De acuerdo a lo que se puede apreciar, el motor resultó destruido en su totalidad, notándose que una de la ventanas del costado izquierdo del fuselaje del avión, directamente por encima del motor, fue destruida también. En apariencia, la ventana fue impactada  por parte del motor que salieron disparadas.   Gran parte de las etapas caliente  de los motores CFM-56 utilizados por los B-737-700 están construido  con materiales como  el titanio,  material  que  tienen gran capacidad de causar daños  cuando salen disparados.    

Pasajeros utilizan la mascaras de oxígenos en un avión despresurizado por los efectos de la descompresión causada por la explosión del motor y la rotura de una ventanillas  del aparato 

Southwest Airlines  es una de las líneas aéreas más eficientes y económicas del sistema de aerolíneas de Los Estados Unidos.  Su política es sencilla  pero práctica. Opera un solo tipo avión, el B-737 en sus diferentes versiones. Southwest   totaliza una cantidad de más de 700 aeronaves de ese tipo. El éxito de la empresa está basado en bajos precios ( low cost) y su  estilo de operación.   En lo posible, busca  aeropuertos  de baja densidad de tráfico, los que ofrecen mejores precios aliviando sus costos operacionales. Además Southwest Airlines utiliza algunos  procedimientos que le ayudan a preservar el buen estado de sus motores,  entre ellos está el lavado de estos,  mediante la aplicación de  chorro de agua a presión con el objetivo de  eliminar impurezas en los mismos. 

De todos modos, la tripulación hizo un gran  trabajo, colocando el avión en tierra con seguridad y evitando mayores consecuencias en lo que  puede llamarse un evento muy bien manejado, si no es que ocurrió otra cosa que el público  no conoce aún .  ¿Ha estado usted  alguna vez en un evento de este tipo o parecido  en un avión?, que no…….. ha pues yo sí.

14 de abril de 2018

Para Pedro Amarante Chavez; un feliz cumpleaños

 La toma en que aparecemos varios amigos de Pedro, fue capturada en el Aeropuerto de Higuero, no hace tanto. Allí estuvimos respondiendo una  invitación del  presidente de la Asociación Nacional de Pilotos,  ANP,Capitán Elvio Carrasco.  


Bueno señoras y señores,  me enteré que Pedro Amarante Chevez esta hoy de fiesta de cumpleaños. Por ello, ante tan importante ocasión le extiendo mi felicitaciones y parabienes, deseándolo que la siga pasando bien junto a quienes le quieren, le respetan y reconocen su capacidad profesional a todas pruebas, aquí y allá. Uno de esos que le reconocen es quien suscribe, yo. 

En realidad y sin temor a equivocarme,  Pedro es uno de los mejores técnicos en mantenimiento de aeronaves que tenemos en República Dominicana. Su carrera ha llegado tan lejos como al avión utilizado en la campaña electoral de uno de los mejores presidentes de Estados Unidos de la historia de Norteamérica, en dudas Barak Obama. Felicidades Pedro. 

Pedro Guzmán Lantigua, para mí; un amigo entrañable


En esta toma, del album de fotos publicado por Encarnación, muestra a Pedro Guzmán Lantigua y Marino Almanzar en momento en que tenia lugar un agasajo, de los que se realizaban, de cuando en vez, para incentivar a funcionarios y empleados  de  La Compañía   Dominicana de Aviación, CDA. 


Durante el período  comprendido entre el  término  del gobierno de los doce años del Doctor Joaquín Balaguer en el 1978  y  la desaparición definitiva de la Compañía Dominicana de Aviación,  a finales de la década de los años  noventa,  se sucedieron varias administraciones,  las que en sentido general, mantuvieron la empresa en la línea de vuelo,  en algunos casos con  éxitos y en otros, bajo el peso del fracaso.

Con la llegada del gobierno de Don Antonio Guzmán  Fernández, el Capitán Nelton González Pomares  asumió administrador general de la empresa, siendo sucedido por el General Piloto Fernando  Cruz Méndez, después se sucedieron otros administradores incluyendo al Coronel Recio Hernandez. Con la llegada de el Doctor Salvador Jorge Blanco a la Presidencia de la República, asumió la administración de CDA, Roger Ogando, un Técnico en operaciones aeronáuticas. Sin embargo, la administración de este último fue corta, siendo sustituido,  en el 1983,  por el Ingeniero Hugo  Buenos Pascal, siendo éste el administrador más productivo que jamás dirigió la empresa, desde su fundación en el 1944,  hasta su desaparición definitiva en el 1999.   

Ambiente operacional de La Compañia Dominicana de Aviación, CDA en el peridoto   de máximo desarrollo. 

Durante el período   administrativo del Ingeniero Hugo Bueno Pascal,  la empresa logró integrar la mayor flota de aeronaves que jamás operó la empresa,  incluyendo un pesado B-747, El Jumbo de Dominicana, generando empleo de mano de obra intensiva y técnica e impactando el crecimiento del turismo . Esto fue posible debido a la implementación  en la empresa, precisamente  lo que hace falta a algunos proyectos de hoy que surgen y desaparecen, lo que es una agresiva e inteligente gestión comercial, la que en aquel tiempo dirigió José Jourdain, con la participación de personas como  Miguelina Miguel  y un apropiado equipos en reservaciones,  que  elevó la participación de la empresa a un valor porcentual de un 74% del mercado de pasajeros y casi de un 100% en el mercado de carga aérea en el 1984.  

Durante ese período, el área  operacional de la empresa estuvo dirigida por personal técnico.  Sin embargo, en algunas ocasiones la administración de la empresa designó en operaciones de vuelos a algunos  especialistas en disciplinas  diferentes a actividad aeronáutica, condición requerida para ocupar   gerencias de operaciones de vuelos, como era tradición en CDA. Uno de esos especialistas fue mi amigo Pedro Guzmán Lantigua, quien aparece en la foto junto al Comandante Marino Almanzar. De carácter recio, Pedro no se amilanaba ente nada, lo que le llevó a entrar en conflictos con bastantes personas, sobre todo con el personal militar de alto rango que ejercía funciones en la línea de vuelo  y algunas dependencias  administrativas en Dominicana de Aviación.  

 A mediado del 1985, si no mal recuerdo, uno de esos conflictos  lo llevó a una de las  cerdas del destacamento de la Policía Nacional   del área de carga del Aeropuerto Intencional, por orden del Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Dominicana. Una vez en la cárcel, el Administrador General de CDA comisionó a José Jourdain para que intercediera y gestionara  la libertad del hombre, lo que hizo presentándose al despacho de la Jefatura allá  en Sierra India.  Sin embargo, el Jefe de Estado Mayor, no estaba en eso de soltar a Pedro Guzmán. No fue sino hasta después de la salida de Jourdain del despacho del  entonces Jefe de Estado Mayor de la FAD que éste  lo llamó  para que regresara y ordenó que le entregaran el hombre, lo que se cumplió acto seguido.       

De Pedro Guzmán Lantigua, es poco lo que he sabido después de la desaparición de CDA. En mi caso particular,  lo conocí en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD. Lo trate en el área de operaciones de CDA y me mostró, con pruebas,  su reciedumbre moral. En una oportunidad, estuvimos junto en un proyecto de  formación técnica, cuyo objetivo era realizar el  curso correspondiente, para formarnos como  Ingenieros de vuelo de los B-727, proyecto  en el que participaría también, el Ing. Luis Segura. Sin embargo, a pesar de las diligencias encaminadas con Ben Carson alla en Miami, Florida y de habernos aprendidos el sistema de oxigeno y de combustible del avión,  el curso no se materializó, ya había comenzado la debacle de CDA y con ello, la caída  de la aviación comercial del país que colasó definitivamente en el 1993. 

 Hace algún tiempo un amigo  me informó   que Pedro Guzmán Lantigua se encuentra en el  extranjero, específicamente en Estados Unidos. Con todo y su  carácter, Pedro siempre me respetó, como lo hizo con otras personas e igual que yo a él. Sin embargo, cuando había que enfrentar situaciones, Pedro no barajaba nada, quien lo conoce, sabe que fue así. Después de tanto tiempo sin saber de él, todo  lo que deseo, es que donde quiera que se encuentre, se encuentre bien y junto a los suyos.