Pages

25 de agosto de 2016

Capitán Gustavo Ayala; un capitán definitivamente probado


El Capitán Gustavo Ayala se maneja con toda serenidad, luego de su  aterrizaje de emergencia  en la autovía Higuey el Macao


El próximo mes de noviembre, Warner Brother se propone estrenar el filme que recrea la historia del piloto Chesley "Sully" Sullenberger, el ya famoso  Capitán del vuelo 1549 de US Airways  que el día   15 de enero  del 2009  “acuatizó” su avión en el rio Hudson, salvando la vida de las 155 personas a bordo del A320 incluyendo la suya propia. El evento se desencadenó luego que una bandada de patos impactara los motores de la aeronave apagándolos, dejando como única opción al Capitán Sully “planear el avión” hasta el rio Hudson, decisión que tomó a tiempo, logrando un vuelo perfecto que lo ha colocado en la historia de la aviación universal.

El film, protagonizado por el famoso actor Tom Hank, mostrará, con todos los destalles, el manejo de la emergencia tanto por parte de la tripulación del vuelo como por los controladores del Aeropuerto La Guardia de la ciudad de Nueva York, terminal de donde había despegado el vuelo poco antes de presentarse la emergencia. Además, la cinta aborda aspectos de la vida personal del Capitán "Sully" Sullenberguer.

Sin pretender igualar las dos situaciones de emergencia, el evento acontecido al Capitán Sully Sullemberguer con su A320 en el 2009 y el acontecido al Capitán Gustavo Ayala, el pasado 22 de agosto pasado, luego de despegar del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, tienen bastante similitud. En ambas situaciones los capitanes debieron decidir con rapidez localizar con exactitud un sitio adecuado para acuatizar y aterrizar aviones que habían perdido la potencia, después de despegar con toda normalidad desde sus aeropuertos de salidas. Ambos pilotos lograron conducir sus vuelos, en el primer caso al  agua y en el segundo caso  a tierra, salvando a todos sus ocupantes y sus propias vidas.  

Posiblemente muchos dirán que exagero, pero en todo caso la vida no tiene precio y ambos eventos los pilotos salvaron vidas valiosas, uno de los capitanes mucho más que el otro, pero vidas humanas al fin. Por lo anterior e igual a  mucho que ya lo han hecho, yo también me sumo para  expresar de manera sincera mi felicitación al Capitán Gustavo Ayala, quien planeó su aeronave, un PA-32 matriculado HI-482, hasta un punto seguro en la autopista Higuey / Macao de la Provincia Altagracia, salvando la vida de sus pasajeros y la suya propia. Gustavo Ayala, igual que lo hizo Sully Sullenberguer en el Hudson, hizo su trabajo de manera perfecta en la autovía del Macao. Felicidades.




No hay comentarios: