Pages

21 de febrero de 2016

Los invernazos de CDA en la rampa del John F. Kennedy


 Operación de invierno en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy 1985

Si había una labor difícil para el personal operacional de la Compañía Dominicana de Aviación, CDA, esa era realizar el trabajo debajo de los aviones en la rampa del Aeropuerto John F. Kennedy, durante el períodos  de los duros invernazos de los  meses de diciembre, enero y febrero, cuando bregar con el cargue y descargue, el gaseo, los trabajos de mantenimiento correctivos, el “walk around” de los ingenieros, el deshielo del avión y el push back entre otros, labores que  había que realizarlas,  en ocasiones, medio de un ambiente con  temperaturas extremas, sobre todo cuando había condiciones de fuertes  vientos  en superficie.

Sin embargo, a pesar de la situación ambiental, los vuelos de CDA se desarrollaran con toda normalidad y en ocasiones se llegaban a juntarse hasta cinco aviones de la empresa en la rampa de Kennedy. En la foto se muestra la operación simultánea de tres aeronaves de CDA, incluyendo el jumbo HI-472, el HI-242 y el HI-212, a finales del año 1985, un día en que las condiciones de nieve, a pesar de no ser tan severa, resultaban importante. En la toma se muestra la puertas 27 y 29, donde están estacionados dos B-727 de CDA del antiguo Airport International Building, AIB, del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy.

Al fondo se muestra el jumbo, siendo servido en una posición remota, “Hardstand” 66, fuera de los “puentes” de la terminal, lo que hacía la labor de desembarque y abordaje del inmenso avión especialmente trabajoso, debido a que había que emplear los famosos “plane mate” del aeropuerto para el abordaje de los 420 pasajeros hacia Santo Domingo, todos bien ataviados de equipaje de mano. 

Eso era Dominicana de Aviación, una prolongación del país que tocaba el mundo, con sus defectos pero con el orgullo de ser la línea aérea bandera nacional, que nos identificaba como lo que somos, verdaderamente dominicanos.  

2 comentarios:

Henry Estevez dijo...

Excelente artículo
Gracias por compartir tantas historias!

Antonio Santiago dijo...

Bellos esos aviones de Dominicana...yo vi los 727 en persona en San Juan y en Santo Domingo! Un saludo!