Pages

1 de noviembre de 2015

“As time goes by”, "Como el tiempo pasa"


Posiblemente, algunos de nosotros hemos recordado  que hace un par de días, se cumplieron cuatro  años de la desaparición física de Ramón Cruzado Sosa, quien fue un dedicado controlador de transito aéreo y mejor compañero de trabajo, que hizo del centro de control de vuelo del Aeropuerto Internacional de Las Américas un lugar tan habitual para él, cómo lo fue propia casa de la Zona Colonial de Santo Domingo donde vivió junto a su  la madre y hermana Luisa, quienes  se  dedicaron a Ramón  como lo hacen las verdaderas familias. Ante lo rápido que ha pasado el tiempo, solo recordarlo con el tema de la producción cinematográfica protagonizada por  Humphry Bogart "Casa Blanca" “As time goes by” “Como pasa el tiempo que  interpretó originalmente Dooley Wilson.
  
Muchos de nosotros conocimos a Romón Cruzado. En mi caso particular le conocí  cuando competíamos para lograr ganar una beca para iniciar la carrera como  controladores de tránsito aéreo, donde a pesar de su relaciones sociales, compitió  bajo el mismo rigor como lo hicimos quienes  no temíamos  más que  un lápiz una hoja de papel ministro, para recorrer todo un día de pruebas académicas de todo tipo, bajo estricta vigilancia los maestros Don Roberto Acevedo Burgos, Haroldo Sención, Cocco Chavez  y la supervición de Benedetti, un delagado internacional enviado  por la Regional de la  OACI de México. Para entonces el padre de Cruzado Piña era un Coronel de la FAD, quien poco después fue ascendido a General de la FAD y designado en el cargo de Director General de la entonces DGAC, privilegios y oportunidad  que jamás  utilizó a su favor Ramón Cruzado,  y por el contrario, para entonces tenía mayor presión que cualquier otro controlador para cumplir sus tareas y  otros temas disciplinarios. 

Cruzado jamás ofendió ni le faltó a nadie en el ámbito del trabajo y en su vida particular. Por el contrario, quizás  algunos de nosotros pudiéramos  tener  en nuestras conciencias algunas actuaciones no muy consecuentes con la siempre calmada actitud de Ramón. Puedo decir con tranquilidad que siempre  traté de brindarle lo que mi amistad, igual que él lo hizo conmigo.  En esa actitud solía visitarle en la residencia  de su madre  en la Padre Billinie de la Zona Colonial, donde pasamos muy buenos momentos mientras Cruzado deba rienda suelta a su talento en el "cante", cuando  interpretaba las canciones que siempre le gustaron y que muy bien cantaba, mostrando  su  talento  de cantante y de guitarrista, mientra fumaba  un cigarrillo que aprisionaba entre los dedos de la mano con la  que pulsaba las cuerdas. Creo que como cantante  posiblemente también hubiera descollado. 

De Ramón Cruzado Sosa  decir que debe debe haber ido donde van  las gentes de  buenos sentimientos,  pero decir también que  ojalá hubiera seguido entre  quienes le quisimos y respetamos y a veces hasta lo protegimos. De esa forma, si aquí tuviera,todavía pudiéramos escuchar a su guitarra y su cante, bordando las canciones que con tantos sentimientos interpretaba y que a veces yo trababa de cantarlas, mientras su madre y su inseparable hermana, nos observaban con  las sonrisas dibujadas, la misma  que siempre le mostró Ramón Cruzado a todo el mundo. 

Todo esto a propósito, de que parece que el tiempo ha volado, igual que  voló la nave que esparció las cenizas de ese inofensivo hombre de bien, igual que también volaron sus cenizas, que llovieron  sobre las aguas  de un   bravío mar Caribe, cuyo oleaje aquella tarde  se mantuvo en en  calma  como para recibir  bien  sereno,  las  cenizas que bañaron a su de compañero que las esparció, como dándole el último abrazo de despedida. 

1 comentario:

luisa cruzado dijo...

Antes de plasmar cualquier comentario quiero agradecer al Sr. Mullix por tan hermosas las palabras que dedico a mi querido hermano Ramón,debo de ser sincera al decir que al empezar a leer el articulo se me dificultaba a veces la lectura por que mis ojos se nublaron por las lagrimas , si bien es cierto que Mullix Hizo un retrato hablado de mi querido Ramón debo agregar sin modestia alguna y no porque es mi hermano que fue un ser muy especial , una de las cosas mas sorprendente de el fue que nunca percibió maldad alguna en las personas, y siempre fue muy solidario, Nunca lo escuche decirle a nadie NO Puedo , esa palabra nunca existió en su vocabulario. Mi madre y yo nos sentimos muy satisfecha en reconocer que mi hermano fue un ser muy querido .
Gracias mil Mullix por tan hermoso y emotivo comentario. Un Abrazo.