Pages

11 de octubre de 2015

Tony Mendoza; una brillante ruta aeronáutica


El CTA Tony Mendoza de hace algún tiempo

No creo que haya persona inmersa en el ambiente aeronáutico del área del control de tránsito  aéreo  de República Dominicana que no conozca o haya oído hablar de Tony Mendoza.  Se trata de un buen técnico y mejor caballero, pero sobre todo, buen controlador de tránsito  aéreo de aquella época, cuando para resolver  los cálculos de tiempo de cruce y alcance entre aeronaves se rezaban  a puras y encornadas fórmulas matemáticas.   Conocí a Tony Mendoza en el 1975, cuando  había regresado de México D.F.. Allí en México había  concluido sus estudios teórico prácticos como controlador de tránsito aéreo, carrera que completó en el Centro Internacional de Aviación Civil CIAACPara entonces, el CIAAC era la escuela donde muchas naciones latinoamericanas y de otras regiones del mundo  enviaban a sus estudiantes aspirantes a controladores, después de calificar en sus países de origen bajo estricto control  y supervisión de la OACI. Los estudios internacionales  eran financiado con fondos del PNUD de Naciones Unidas y los procesos  para la escogencia de los aspirantes a controladores eran monitoriado con  rigor,  por la Regional de México de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Cuando me  encontré con Tony Mendoza por primera vez, aún conservaba signos evidentes de su estadía en México. En ese momento Tony lucia sus pantalones “Topekas”, su maletín Sansunite, prendas  que adquirió en los alrededores de la Plaza del Zócalo, ubicada en el centro de Ciudad México. Sin embargo, desde ese momento pude captar los rasgos de amabilidad, cortesía y jovialidad que adornaban y siguen adornando a Tony Mendoza,  características que nunca debe abandonar.

Tony Mendoza viajó a Ciudad México entre el 1974 y 1975, junto a un grupo de compañeros incluidos  Don Carmelo de los Santos, Andrés Sención y Héctor acosta. En la capital mexicana de establecieron en la  calle Tonalá de la Colonia Roma del la zona central de Ciudad México. El grupo  había viajado desde Santo Domingo en vuelo directo de  la Aerolínea Iberia a Ciudad México, operación normal en aquellos tiempos, pero que  esa linea aérea  interrumpió tiempo después.  Como a todos los que viajamos a  México, a Tony  le tocó adaptarse a sus costumbres mexicana, pero sobre todo a los  sazones aztecas, en especial  al famoso "chile" que tanta agua a beber dió a beber a los que fuimos a México para allí  formamos.


El Tony Mendoza de estos dias

La carrera aeronáutica de Tony Mendoza inició en el 1970, transcurriendo  durante  un período muy diferente al que hoy conocemos, cuando  las cosas han  mejorado de manera  notable. Todo  debido al sacrificio de muchos técnicos, mayormente del área de control de transito aéreo que decidieron mejorar el sistema técnico y laboral de los controladores dominicanos arriesgando bastante.  Cuando Tony  ingresó a la entonces Dirección General de Aeronáutica Civil  (DGAC) en el mes de  marzo del 1970, poco después del accidente del vuelo DOA-603 de  Dominicana de Aviación ocurrido  en Boca Chica. Para entonces  su  salario nominal ascendía a la suma de RD$53.00 (cincuenta y tres pesos dominicanos). Sin embargo,su capacidad y dedicación  le llevaron  a desarrollar una interesante  carrera  que le llevó desde mensajero, auxiliar, técnico del sistema fijo de telecomunicaciones aeronáutica  “teletipista”, hasta alcanzar la posición de  auxiliar de control de transito aéreo, oficial de control de segunda, oficial  de control de primera, supervisor, cargos que obtuvo y desempeñó única y exclusivamente, en base a su preparación profesional, capacidad y pericia personal.

Además de su desempeño eficiente  en las labores señaladas en el área de control de transito aéreo de la entonces DGAC, las limitaciones salariales de aquellos tiempos llevaron a Tony Mendosa a integrarse al equipo de técnico que sirvieron en operaciones de vuelo de la  IBERIA, Líneas aéreas de España, cuando la empresa operaba una estación de operaciones de vuelos, vigilancia y seguimiento en rutas de  sus vuelos,  operación que se realizaba a través de una potente estación HF, muy ruidosa por cierto. La estación que se ubicaba en  la tercera planta del Aeropuerto, Internacional de Las Américas. En IBERIA, Tony  laboró junto a otros controladores que también se integraron al area de operaciones de la empresa entre ellos, Don Zacarías Cordero, Andrés Sención, Carlos Bodré entre otros  controladores quienes debieron adoptar el pluriempleo como forma de subsistencia.

La brillante carrara aeronáutica de Tony Mendoza en República Dominicana se interrumpió en el año 1983. Durante ese año Tony  debió abandonar el país y viajar a San Juan Puerto Rico, como un exiliado económico más, todo debido a las precariedades salariales que reinaban en la entonces Dirección General de Aeronáutica Civil  (DGAC). De la Isla de Encanto, Tony Mendoza de trasladó a Providence, Rhode Island, donde aún reside y donde le fue tomada  la segunda foto que aparece en esta  breve nota. Allí en Providence terminó de levantar su familia y donde se que tiene bien presente  a  todos lo que les recordamos y  queremos. Igual que siempre se que sigue siendo todo un caballero y más que eso un amigo de verdad. Con la  vida de  Tony Mendoza  podemos  escribirse un libro de varios tomos.  Sin embargo, con estas breves pinceladas sobre la persona y circunstancias de Tony Mendoza  solo busco recordar a quien a pesar de su ausencia prolongada de su lar nativo, goza del cariño y aprecio de todos sus compañeros de trabajo y amigos y alumnos, pero en  particular y de manera  especial, de quien suscribe la nota, yo.


    

1 comentario:

Augusto Perez dijo...

Mis felicitaciones para el amigo y colega CTA Ignacio Mullix por esta breve pero sustanciosa reseña de nuestro tambien colega CTA Julian de Jesus Mendoza (Tony). Solo pedirle a Dios lo siga llenando de mucha salud y bendiciones para toda su familia. Pudimos conocer de su profesionalidad dentro de la entonces DGAC, tanto como controlador operativo asi como tambien como en sus labores de supervision. Saludos pues para nuestro siempre querido TONY MALONE!!!